Hace unos meses, un estudio realizado por una marca del sector construcción aseguraba que la luz natural influye en el estado anímico del 82% de los españoles, algo que afecta directamente a la productividad cuando lo trasladamos al terreno laboral.

Según los datos de la encuesta (que se encuadra dentro de un informe global llamado The IndoorGeneration, que resalta la importancia de la exposición diaria a la luz natural) 7 de cada 10 españoles aseguran que la exposición (o falta de exposición) a la luz natural afecta al desempeño de su actividad laboral.

¿Por qué es tan importante la luz natural? ¿Qué carencias o consecuencias se derivan de una exposición deficiente o baja a la luz natural? Empecemos por el principio…

 

Así afecta la luz natural a tu cerebro

Según los expertos, la luz natural es un estimulante que alerta directamente a nuestro cerebro. Cuando más tiempo nos expongamos diariamente a la luz, más notaremos su efecto estimulante, más potente será este. Conseguiremos permanecer más alerta y mejoraremos nuestras capacidades cognitivas.

Por ello, tal y como asegura el Dr. Steven Lockley (neurocientífico y profesor asociado de la Escuela de Medicina de Harvard), “seremos más productivos en el trabajo (oficinas, colegios, hospitales, etc.), aprovechando estos efectos durante el día”.

Además, hay que tener en cuenta que la luz natural influye en el ritmo circadiano de nuestro cuerpo: durante el día, regula la segregación de cortisol (hormona que nos proporciona energía), y por la noche regula la producción de melatonina (hormona que permite relajar nuestro cuerpo y disfrutar de una mejor calidad de sueño).

¿Qué es lo que ocurre entonces con nuestro ritmo circadiano si no nos exponemos lo suficiente a la luz solar? No segregaremos el cortisol y la melatonina que nuestro cerebro necesita en el momento adecuado. Si este desfase se prolonga en el tiempo, podremos llegar a sufrir alteraciones del tipo: fatiga crónica, depresión, estrés, pérdida de memoria, trastornos de la atención… etc.

Por todo ello, no es difícil pensar que la luz natural en el lugar de trabajo se convierte en un elemento esencial a tener en cuenta.

 

Cómo influye la luz en la productividad

Los expertos aseguran que existe una conexión directa entre luz natural y productividad en el trabajo. De hecho, son ya varios los estudios que demuestran que la luz natural y las vistas al exterior aumentan el rendimiento en el entorno laboral (de muy diferentes sectores).

Y se obtienen datos como, por ejemplo, en empleados de oficina, que han obtenido resultados de entre un 10% y un 25% mejor (en diferentes pruebas mentales y de memoria realizadas) cuando disponían de vistas al exterior y luz natural en sus puestos de trabajo.

Los expertos recalcan que un lugar de trabajo iluminado con luz natural siempre va a favorecer más la productividad que uno iluminado con luz artificial. Y esto teniendo en cuenta tanto la cantidad como la calidad de trabajo realizado.

Las relaciones sociales también se ven afectadas por el acceso (o no) a una iluminación natural en el entorno laboral. Según los datos, las relaciones laborales en un espacio de trabajo iluminado con luz natural son más cordiales, y los empleados suelen ser menos propensos a sufrir tensiones entre ellos.

En resumen, un espacio de trabajo iluminado con luz natural va a favorecer siempre algunos aspectos clave:

  • mayor y mejor concentración,
  • mejor asimilación de nuevos conceptos,
  • más cooperación entre trabajadores,
  • mayor tolerancia al estrés,
  • menos absentismo,
  • mayor eficiencia,
  • etc.

 

 

Espacios optimizados para mejorar los resultados

Al final, todo se traduce en la necesidad de crear espacios más eficientes para optimizar los resultados de nuestros equipos de trabajo. Y esto también puede trasladarse al terreno de la Investigación de Mercado.

Los resultados, motivación, concentración…, también van a depender del escenario en el se lleve a cabo un estudio de mercado, focus groups, un test de producto, etc. Y en ese espacio, la luz natural vuelve a jugar un papel fundamental.

En Calma somos conscientes de su importancia. Por ello, la luz ha sido el elemento clave sobre el que hemos basado el diseño de nuestros nuevos espacios para Estudios de Mercado en Madrid. Apostamos así por entornos de trabajo amplios, flexibles y cien por cien personalizables, con grandes ventanales y unas fantásticas terrazas exteriores perfectas para un break, mientras disfrutamos de un café, de una amena charla y de las mejores vistas al Paseo de la Castellana.

Estamos convencidos de la importancia de mimar y cuidar hasta el último detalle del escenario donde se va a realizar nuestro estudio de mercado. Y la luz natural es una de las bazas que va a garantizar el éxito del mismo.

Ponte en contacto con nosotros si necesitas ampliar información sobre nuestros espacios en Madrid y Barcelona y nuestros servicios. Por supuesto, sin compromiso.

 

 

 

1 Comentario

  1. Nora

    Muy buen post, muy recomendable! Un cordial saludo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres estar al día de las noticias de Calma?

Suscríbete a nuestra newsletter y de vez en cuando te mandaremos información relevante.

¡Muchas gracias por suscribirte a la Newsletter de Calma"

Share This